15%
Pruno 2013

      0 comentario(s) - Haz tu comentario

 

Pruno 2013

El mejor vino español de la historia por menos de 20 dólares, según Robert Parker.

Actualmente no hay ningún comentario.

Debe acceder para poder realizar comentarios.

    
9,95€
antes: 11,70€
Pruno 2013

Cerrar (x)

D.O. Ribera del Duero

  Volver atrás
 
Añadir a favoritos
 
Comparte con tus amigos:
 
 
 

D.O. Ribera del Duero

ES IMPRESCINDIBLE COMPLETAR EL SIGUIENTE FORMULARIO PARA RECIBIR TU RESERVA. SOLO DEBERÁS RELLENARLO UNA VEZ DURANTE ESTA SESIÓN.

* Nombre y apellido
* Email
* Teléfono
Empresa
Lugar del evento
* Provincia
* Fecha estimada
Nº asistentes
* Observaciones
Enviar

(*) Todos los campos con * son obligatorios.

Recuerda indicar el lugar del evento y el numero aproximado de asistentes.

- Al hacer click en "Enviar" te estás dando de alta y aceptando las condiciones de uso y política de privacidad de Enovip.

Elaboración:
Este vino procede de cultivos que sigue los criterios de viticultura integrada, se vendimia en cajas de 15kg manualmente y se realiza una doble selección en mesa, de racimo y de grano, se despalilla y fermenta directamente en depósitos de acero inoxidable con pistones de pissage. Fermentación maloláctica también en depósitos de acero. Después pasa por barrica francesa de grano fino durante 12 meses. Se clarifica con albúmina, no sufre estabilización por frío y se filtra.

Notas de cata del productor:
Picota intenso. Aroma a frutas rojas con un acompañamiento de roble que hace prever su entrada golosa y dulce. Recuerda a fruta madura y regaliz con toques de torrefactos y toffe. Agradable paso por boca y suave recuerdo.

VIÑEDO: 64 hectáreas en la propiedad Finca Villacreces.
VARIEDADES: 90% Tinto Fino, 10 % Cabernet Sauvignon.
CRIANZA: 12 meses en barrica de roble francés 100% de grano fino.

Puntuaciones y premios:
92 Guía Peñín 2014.
93 The Wine Advocate, Robert Parker. Añada 2011.
94 The Wine Advocate, Robert Parker. Añada 2010.
Pruno 2010 fue calificado como "Mejor vino español de la historia por debajo de 20 dólares", según el prestigioso Robert Parker.

Historia:
Los primeros datos bibliográficos sobre la existencia de esta finca a orillas del Duero pertenecen a su primer poblador, el fraile franciscano Pedro de
Villacreces, de quien toma su nombre. Junto a él, un grupo de clérigos, entre los que se encontraba San Pedro Regalado, patrón de Valladolid, se estableció
en aquel privilegiado páramo para dedicarse a la oración y al cultivo de la tierra, en la que se contaba, ya, con un pequeño viñedo para su propio consumo y
el de los monasterios cercanos.

Durante varios siglos, Villacreces fue centro de retiro para eremitas franciscanos dedicados a la reflexión y la penitencia, así como al trabajo del campo y
la observación de la naturaleza. Con la llegada de la desamortización de Mendizábal, en 1836, estas tierras pasaron a manos privadas, en concreto, al
marquesado de Teodosio Alonso-Pesquera, senador del reino con Alfonso XIII, quien poco después otorgaría una concesión real por la que Finca Villacreces
dispone derechos sobre el agua del Duero.

El II Marqués de Alonso Pesquera fue quien vendió esta finca a principios del siglo XX a la vallisoletana familia Cuadrado, quien utilizó la finca agrícola
como zona de recreo, alojando, a su vez, a ilustres invitados. Uno de ellos, Peter Sisseck utilizó la bodega y parte del viñedo para elaborar su Flor de
Pingus.

En 2004, tras una larga búsqueda por toda la Ribera del Duero, Gonzalo y Lalo Antón, quienes ya contaban con bodega en Rioja (Izadi) y en Toro (Vetus),
conocieron a la familia Cuadrado. Pedro Cuadrado les dejó entrever su interés por ir desvinculándose del negocio vinícola y buscar un relevo para la finca,
oportunidad que aprovecharon para adquirir una de las fincas más espectaculares de la Ribera del Duero. Tras la remodelación de la bodega y un concienzudo
trabajo de recuperación del viñedo, Villacreces se volvió a inaugurar en 2007.

La finca:
Finca Villacreces, surge, así, como un viñedo único, condicionado por la diversidad de suelos donde se encuentra plantado, que van desde áreas extremadamente
arenosas cerca de los pinos, a terrenos muy pedregosos donde predominan los cantos procedentes de la deposición aluvial del Duero. La pobreza del terreno
garantiza, de forma natural, bajos rendimientos que rondan los 4.000 kg/hectárea.
Finca Villacreces se haya plantada a 700 metros de altitud sobre el nivel del mar y es objeto de un clima extremo, con grandes oscilaciones térmicas,
inviernos largos y veranos secos con baja pluviometría. Sin embargo, el bosque que envuelve la finca le provee de un microclima especial que protege al
viñedo de las circunstancias climáticas más agresivas.

Villacreces se extiende por una finca de 110 hectáreas, 64 de ellas de viñedo, asentada sobre un meandro del río Duero, en pleno corazón de la Milla de Oro
de la Ribera del Duero. Este viñedo está dividido en 15 parcelas de las variedades tinto fino, cabernet sauvignon y merlot, que se entremezclan con un pinar
centenario de gran valor medioambiental y paisajístico.

En Finca Villacreces se busca una viticultura enfocada a la calidad, donde el viñedo se autorregula hasta limitar la producción a menos de 2 kilos por cepa.
A su vez, estos viñedos son cultivados siguiendo criterios de viticultura integrada, donde se controla y preserva la propia condición natural de la vid para
obtener vinos con la personalidad y tipicidad propia y única y de Villacreces.

La bodega:
En el centro de la finca, la bodega está construida para preservar su entorno natural, a la vez que garantiza un control exhaustivo en la gestión de cada
detalle del proceso de elaboración de los vinos de Villacreces.

El proceso comienza con la recepción de la uva en una mesa de doble selección. Primero en racimo, de forma manual, y, posteriormente, por grano, con un
sistema denominado mistral que separa las bayas dependiendo de su calidad con un ventilador de aire.

Cada parcela será elaborada por separado, por lo que Villacreces dispone de pequeños depósitos de doble pistón para favorecer el bazuqueado automático en la
fermentación, así como tinas de madera para la vinificación de algunas parcelas concretas.

Las diferentes estancias, que albergan barricas de roble francés de las mejores tonelerías, serán testigo del envejecimiento de los vinos Pruno, Villacreces
y Nebro, bajo el sosiego y la tranquilidad de una bodega en un entorno natural único.

 
 

OFERTAS RELACIONADAS

Conoce los secretos de una finca especial, resultado de una tierra singular con unos magníficos vinos.

  varias
12,00€   Ver oferta

Tinto emblemático de la finca, elaborado con una meticulosa selección de las mejores cepas de entre las 15 parcelas de…

  varias
17,34€  antes 19,70€ Ver oferta

Izadi ofrece a los amantes del vino un conjunto de experiencias que le adentrarán en el mundo de la enología.

  varias
6,00€   Ver oferta

Exclusivo y limitado, Nebro es una de las joyas de la Denominación de Origen Ribera del Duero.

  varias
19,40€  antes 23,10€ Ver oferta
Recibe nuestras ofertas
 

Compartir esta página en:                   Publica tu ofertaDiseño de páginas web

 

 
 

EnoVip es una Agencia de Viajes Minorista con licencia CICL.49-037

 
Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Aceptar Más información
Cargando